Feeds RSS
Feeds RSS

2 de marzo de 2011

MÉTODOS DE ENSEÑANZA


Método Fröebeliano
Fröebel aplicó sus ideas a la educación de los niños y niñas de nivel preescolar. Su pedagogía se fundamenta en la actividad, es decir, su método es natural y activo. Es necesario estudiar el desarrollo del niño para ayudar en su autoeducación y poder así facilitarle su autodesenvolvimiento. ZAPATA (1989), manifiesta que “En el Kindergarden el niño desarrolla su individualidad naturalmente gracias a la actividad espontánea, pero debe procurar el desenvolvimiento social, por medio de un ambiente de colaboración adecuado” (pág. 24)

Fröebel estableció un programa de juegos y canciones para padres y educadores, con el fin de utilizarlos en la educación de las sensaciones y las emociones de los niños. “Brindó primordial importancia al juego infantil, lo incorporó a su teoría y práctica didáctica como un medio fundamental para la educación integral del niño.” (Ídem). 

Fröebel construyó juguetes para el logro de los objetivos educativos, estos fueron denominados Dones o regalos por ser un valioso material que se entrega al niño.


John Dewey fue el defensor de una educación al servicio de la vida. Propugnador de una escuela activa. Esta teoría sirvió de inspiración a W.H. Kilpatrick. Lo fundó en el análisis del pensamiento hecho por John Dewey, y su cometido fue el ensayo de una forma más efectiva de enseñar.

Los defensores del método de proyectos argumentan que la educación tradicional tenía un fin en sí misma, desconsiderando la dimensión socializadora, en todos los sentidos, de la escuela. El método de proyectos se plantea, en consecuencia, sobre la base de dar solución a los problemas que los alumnos se plantean y necesitan resolver conjuntamente.

Tiene la finalidad de llevar al alumnado a realizar algo. Es un método esencialmente activo, cuyo propósito es hacer que los/las estudiantes realicen, actúen. 
Etapas del proyecto:
- Definición y formulación del Proyecto
- Planeación y compilación de datos
- Ejecución del proyecto
- Evaluación del proyecto.

Método por descubrimiento

Es un método desarrollado por David Ausbel consiste en que el docente debe inducir a que los y las estudiantes logre su aprendizaje a través del descubrimiento de los conocimientos. 

El o la docente cumple un papel mediador, es quien orienta a los y las estudiantes a que descubran los conocimientos.

Pone en primer plano los procesos de aprendizaje y en segundo lugar las acciones de enseñanza. El alumno se convierte en el arquitecto o constructor de su aprendizaje. Busca el desarrollo cognoscitivo, con capacidad de comprender y resolver problemas en lugar de intelectualista, memorista y acumulador o almacenado.

Facilita el desarrollo del campo afectivo compatibilizando con las capacidades cognoscitivas y de participación social. Contribuye a la formación de la mentalidad cooperativa y de participación social.

Método socializado 

Es un método activo en que educadores y educandos constituyen grupos de aprendizaje basados en la comunicación y dan paso al: trabajo mancomunado, participación corporativa, participación cooperativa, responsabilidad colectiva, ayuda mutua, toma de decisiones grupales, entre otros.

Según CARRASCO, Bernardo (2004), el método socializado se basa en “la acción participativa y el trabajo grupal. La comunicación que se establece en el aula es tanto profesor y alumnos como entre los propios estudiantes. La participación activa de todos los miembros que intervienen en la situación de enseñanza – aprendizaje” (pág. 74)

Los métodos activos y socializados inciden sobre todo en los siguientes aspectos: 
En el interés y motivación del alumno.
En la creatividad.
En una mayor libertad de elección del alumno.
En el ritmo de trabajo y características individuales de cada estudiante.
En la apertura y comunicación con los demás.
En la construcción del conocimiento.


Es considerado como una filosofía de vida más que un sistema de aprendizaje. Su principio básico es seguir al niño. Este método no incita a la competencia entre compañeros/as, se respeta y valora el logro de cada estudiante individualmente.

Los principios que fundamentan a la pedagogía de Montessori son:
El principio de libertad
El principio de la actividad
El principio de vitalidad
El principio de la individualidad

ZAPATA, Oscar (1989), señala que:
Puesto que el niño es un ser esencialmente activo, la actividad física y el movimiento son el camino por el cual la inteligencia logra la captación, y recreación del mundo exterior y permite afinar su voluntad. 

El hombre se relaciona con el mundo exterior a través del movimiento y la acción, por eso la escuela debe brindar al niño un ambiente apropiado, en el que pueda actuar con total libertad y pueda encontrar el material y los juguetes didácticos que respondan a su profunda necesidad de moverse, de actuar y de realizar ejercicios. 

Por medio de estos ejercicios libres, el niño conforma su individualidad al tener posibilidades de operar y obtener logros que le permiten sentir confianza en sí mismo. (pág. 26)

El medio ambiente es indispensable para enseñar y para lograr aprendizajes significativos. El/la niña requiere dejarlo libre, de esta manera puede aprender de manera espontánea e independiente. ZAPATA (1989), establece que “El método Montessori al concebir esencialmente la educación como autoeducación; exige de los educadores que estimulen los ejercicios de la vida práctica infantil y que asuman la no intervención directa, en razón de que el niño debe hacer su trabajo por sí mismo” (pág. 27).

El profesorado cumple un papel de guía, que al principio es más activo pero que tiende poco a poco a lograr que la relación se invierta; la ocupación no opera tanto en la enseñanza directa como en la dirección y canalización continua y espontánea de la energía física y mental del niño hacia la creación.

En el método Montessori se da mucha importancia al material didáctico, Montessori (1939) expresa que la tendencia moderna es dar al niño la posibilidad de imitar las acciones de los adultos de su familia o comunidad, proporcionándole objetos a la medida de su fuerza y de sus posibilidades, y en un ambiente en el cual pueda moverse, hablar y dedicarse a una actividad constructiva e inteligente.

Educación Personalizada:

VALERO, José (2000) expone que “En el sistema de la Educación Personalizada se conceptúa como mejor maestro, al que mejor orienta, al que más hace reflexionar, al que provoca la observación, búsqueda, iniciativa y creatividad del alumno.” (pág. 20)

La educación personalizada está centrado en los siguientes principios básicos: individualización, exige una atención y adaptación a cada uno de los alumnos, teniendo presente el temperamento, las actitudes y capacidades de cada uno de ellos; autonomía, el alumno es protagonista de su propio aprendizaje; sociabilidad, en la que se favorece la convivencia dentro de la cooperatividad, desarrollo afectivo, participación.


Fue creado por el filósofo y educador austriaco Rudolf Steiner. Esta pedagogía se basa en la idea de que el ser humano es una unión de cuerpo, espíritu y alma. Por lo tanto la educación debe respetar y apoyar el desarrollo fisiológico, psíquico y espiritual del niño/a.

Se combinan las actividades intelectuales, artísticas y práctica es decir se trata de una educación integral, con el fin de capacitar a los y las estudiantes ante los desafíos de la vida. La música, arte son muy importantes en este método.

Se puntualizan algunos puntos importantes para la educación de este nuevo milenio, sobre la base de la pedagogía Waldorf.

La figura del maestro: como ejemplo y modelo para el niño. El vínculo es lo primero, el cual debe ser amoroso y personalizado. 
La escuela debe ser un lugar donde el niño reconozca cuáles son sus dones y aprenda a desarrollarlos y a amarlos para poder entregarlos. 
La esencia de lo rítmico en el ser humano: que se desarrolla en la escuela tanto en la forma de juegos guiados por el docente como en el desarrollo de la euritmia. 
No acelerar el aprendizaje de la lectoescritura y el cálculo, ya que el niño solo empieza a estar en condiciones de comenzar a los 7 años de edad. 
Todo contenido de aprendizaje debe estar adaptado a los intereses y necesidades de los niños, integrando las diferentes materias de enseñanza entre sí. 
Enseñar la fraternidad, cooperación y la igualdad de derechos. 
Revisar la necesidad de exámenes escritos y notas, especialmente en los primeros años, ya que despiertan frustración, miedo y discriminación. 
Incluir el arte no sólo como objeto de estudio, sino como un vehículo a través del cual se aprende el resto de las materias. De esta manera se entrelaza lo rítmico y plástico – pictórico con el aprendizaje intelectual, el sentimiento y la voluntad. 
Proporcionar el contacto con la naturaleza para los aprendizajes y el trabajo sobre la ecología.

El juego es la estrategia metodológica indispensable porque a través del mismo, el/la niña aprende a ser activo, a percibir con todos los sentidos y a poner en movimiento todo su cuerpo. En el jardín de infantes los escolares cantan, pintan, se disfrazan, escuchan historias y cuentos, modelan con plastilina y arcilla, plantan un huerto, construyen, preparan pan, sopas, y ensaladas de frutas. Lo fundamental es que perciban que aprender es una experiencia alegre.


Freinet considera al niño o niña como un ser que cuenta con una serie de conocimientos previos al ingreso escolar y que su tendencia natural es a la acción, a la creación y a la expresión espontánea en un marco de libertad.
ZAPATA (1989), manifiesta que: 
El principio que guía el método y las técnica Freinet de la enseñanza y aprendizaje de los conocimientos escolares consiste en considerar que se aprende por la actividad específica, esto es, se aprende a leer y a escribir leyendo y escribiendo; a dibujar se aprende dibujando, etc.; es decir, por medio de la libre exploración y la experimentación, el niño aprende y conforma su inteligencia y sus conocimientos. (pág. 36)

Este proceso de adquisición del conocimiento se da a través de la acción, la experiencia y el ejercicio, esta acción es denominada por Freinet como trabajo, es el fin que debe alcanzar la escuela, es decir la educación por el trabajo. 

ZAPATA (1989) “este trabajo escolar deberá estar adatado y responder a las necesidades esenciales del niño, por lo que, deberá ser en todos los casos: trabajo – juego. Este trabajo consiste en una actividad que integra los dos procesos y responde a las múltiples exigencias que el niño necesita” (pág. 36). Freinet señala que lo esencial de la actividad del juego en el niño, es su dinamismo y creatividad.

Método Agazzi: 

Considera a la escuela de párvulos como la escuela materna, fue creado por las hermanas Rosa y Carolina Agazzi, este método trata de respetar la libertad y espontaneidad del niño/a mediante su trabajo independiente y la representación de contenidos a través de actividades lúdicas. Según GASSÓ, Anna (2004) “Agazzi quiere niños que sean lo mismo en casa que en la escuela. Niños que sean libres en todo cuanto puedan” (pág. 58).

Los maestros deben ser observadores e intuitivos, debían poner especial importancia en descubrir, interpretar y entender a los niños mediante la intuición. El juego no puede faltar en la escuela materna, el juego era el ambiente del centro. 

Era fundamental el cultivo y cuidado de un huerto, será un adecuado medio de aprender las ciencias naturales. El salón debe estar con los pupitres colocados de manera circular por que permite la comunicación entre todos y todas, además que cada actividad realizada tiene su propia melodía en el momento que los niños y niñas trabajan. El museo didáctico, consiste en colecciones variadas de pequeñas cosas y objetos, que niños/as y educadores/as van aportando.

Método Décroly: 

Manifiesta que es importante descubrir las necesidades de los niños y niñas porque permite conocer sus intereses, de esta forma atraerán y mantendrán su atención, serán ellos mismos quienes busquen aprender más. Este método sugiere crear centros de interés, concentrado la enseñanza en torno a temas atractivos para los y las estudiantes. Los contenidos deben estar relacionados con: las necesidades primordiales del niño/a como: alimento, protección, contra la intemperie y los peligros, descanso y diversión); con su ambiente (familia, escuela, sociedad, plantas, animales, agua, aire, sol, entre otros.)

El juego es una representación simbólica de la realidad. El niño/a en el juego vive una realidad y se entrena en esa realidad; por lo tanto, en el juego el niño/a abstrae, razona y establece una representación simbólica de la vida, se prepara para vivir. También el juego supone una descarga de tensiones; el niño/a se recrea, y disfruta con el juego.

ZAPATA (1989), indica que los principios fundamentales de este método son:
El principio de globalización: consiste en abordar la vida mental como una unidad, en contraposición a considerarla como una suma de partes. La función de globalización es un fenómeno que sintetiza las percepciones, la afectividad y la vida mental. 
El principio del interés: las necesidades del niño generan el surgimiento del interés. Por lo tanto el maestro debe investigar cuáles son las necesidades vitales del educando.

Decroly, dentro del proceso de investigación sobre la actividad espontánea de los niños y niñas descubre los centros de interés. Según manifiesta ZAPATA (1989), estos “centros de interés están pensados para que los niños puedan, a partir de los conocimientos sincréticos iniciales, continuar profundizando analíticamente, con el fin de aumentar la comprensión del conocimiento inicial” (pág. 31).

Decroly se opone drásticamente a la disciplina rígida que sometía al niño/a a una actitud pasiva, no permitía que el niño o niña se desenvuelva con libertad y espontaneidad. Una educación en la que se imponían conocimientos previamente fijados sin tener en cuenta los intereses del educando.


Creado por el grupo español Fomento, parte de investigaciones realizadas sobre aprendizajes tempranos, ofrece a los educandos coherente y organizada estimulación, respetando las condiciones personales de cada estudiante, unos niveles de madurez, desarrollo y aprendizaje óptimos. Los programas del proyecto Optimist crean un ambiente de aula rico en estímulos, potencian la creatividad de los niños y niñas y estimulan su alegría y optimismo. Los programas del proyecto Optimist son los siguientes:

A toda vela de lectoescritura. Este programa tiene un carácter preventivo de las dificultades de aprendizaje ligadas a la deficiente lectura comprensiva. 
Programa de aprendizaje de idiomas (Small Bird). Facilita el aprendizaje del inglés aprovechando el período óptimo para el aprendizaje natural de los idiomas. 
Programa de desarrollo lógico – matemático. Mediante la manipulación de objetos y el descubrimiento de las relaciones que existen entre ellos. 
Programa neuromotor. Facilita la organización neurológica y previene problemas de lectura y escritura. 
Bits de inteligencia. Desarrolla la capacidad de atención activa y la memoria.
Bits de numeración y cálculo. Desarrolla la memoria e inicia en las habilidades del cálculo mental.
Paseos de aprendizaje. Desarrolla la capacidad de observación, estimulando el conocimiento del medio ambiente. 
Audiciones musicales. Desarrollan la discriminación auditiva y la sensibilidad estética. 
Rincón del ordenador. Familiariza al niño/a con el uso de los ordenadores, de acuerdo con un programa educativo que integra sistemáticamente el uso de esta herramienta. 
Proyecto el Baúl Mágico. Se promueve el aprendizaje significativo, la evaluación continua y el trabajo autónomo y cooperativo. 
Programa de educación en valores (Vamos Creciendo). Mensualmente se trabajan hábitos propios de alguna virtud para que sean incorporados por el alumno, en su vida diaria.
Programa de formación educativa para padres. El papel de los padres en la educación de sus hijos es fundamentalmente e insustituible. Las condiciones de un ambiente familiar rico en estímulos educativos es el mejor cimiento para una educación de calidad. Las familias tienen un asesoramiento educativo permanente.

Las escuelas de Reggio Emilia: 

El método Reggio Emilia es el único en que se anima a los niños y niñas a aprender investigando y explorando temas que les interesan. El aprendizaje es un proceso social y cultural que no ocurre en aislamiento de otros niños, de los adultos o del contexto. 

MORRISON, George (2005) expresa que “El entorno de la escuela Reggio está diseñado para acomodar el desarrollo del niño y niña y ofrecer una gama amplia de medios estimulantes y de materiales a los niños y niñas para que expresen su aprendizaje, como por ejemplo, palabras, sonidos y música, movimiento, dibuja, pintura, escultura, barro, alambres, hacer composiciones, utilizar marionetas y disfraces, fotografías y muchas más cosas”. (pág. 142).

Los niños y niñas Reggio Emilia, exploran generalmente temas a través de proyectos de grupo. Este enfoque fomenta un sentido de comunidad, respeto por la diversidad y un enfoque colaborador en la solución de problemas, todos ellos, aspectos importantes del aprendizaje. También hacen excursiones a la comunidad y vivenciar todo lo que el ambiente le proporciona, por ejemplo, los olores, sonidos, lluvia, etc., cada niño o niña expresa sus sensaciones y sueños a partir de estas experiencias.


GÓMEZ, María expresa que “El doctor Glenn Doman, médico estadounidense, empezó a dedicarse al tratamiento de los niños con lesiones cerebrales, con el Temple FAI. Utiliza sus métodos, basados en movimientos progresivos, muy eficaces tanto en áreas motrices, como en áreas intelectuales.” (pág. 56)

Se basa en aprovechar al máximo las posibilidades del individuo, siendo fundamental iniciar desde las edades más tempranas. Desarrolla las capacidades físicas, intelectuales y sociales de todos los niños, tanto de aquellos que sufren algún tipo de discapacidad como de los que son cerebralmente sanos.


Autora: Andrea Velasco V.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada